amazon

Con una apariencia virulentamente anticlerical, en demasiadas veces innecesaria, y un lenguaje un tanto “cheli” el libro está elaborado con un gran rigor en todos los niveles que trata de cubrir. Pueden no compartirse muchas de las aseveraciones del autor, pero difícilmente y en líneas generales pueden considerarse indignas de consideración todas y cada una de ellas. Por otra parte tengo que resaltar el dominio del lenguaje del autor, sobre todo en el difícil arte de conseguir que materias áridas como la arqueología resulten amenas y hasta divertidas. Especialmente entretenido es el relato de la historia de los mártires cristianos a manos de los emires omeyas, que el autor convierte muy convincentemente en la historia de un estado que se defiende de terroristas suicidas que amenazan la convivencia general.